Finalizaba la primavera   de   2004   cuando  nos  planteamos  la

  realización   de   un   nuevo   trabajo   discográfico.  Teníamos  dos

  posibilidades;  seguir  el  camino  trazado  por  nuestros  anteriores

  trabajos o enfrentar uno nuevo, en el cual, desde la elección de las

  marchas  a  interpretar  hasta  el  diseño  gráfico, la banda fuese la

  única  responsable. Obviamente  este  segundo  camino  era el que

  comportaba mayores riesgos...... fue el que escogimos.

 

      Decidir  el  enfoque  que  daríamos  a   a grabación, tuvimos una

  cosa  muy  clara:  La  música  que  se  escribe  actualmente para la

  Semana  Santa,  en  un 99%, es  vulgar, de una calidad paupérrima

  -tanto  en  los  aspectos compositivos (armonía, estructura) como en

  las instrumentaciones- y  de  una sencillez rayana en la infantilidad

  -a  veces  ni  eso. Todo  se  justifica  por  el  ritmo, verdadero amo y

   señor de la música procesional de nuestro tiempo.

  

   La música es mucho más que eso y, para demostrarlo, decidimos hacer un trabajo harto arriesgado;  Hemos

 recuperado  obras  que, ya  en  el siglo XIX, se interpretaban en la Semana Santa Sevillana´- de "El Ocaso de

 los  Dioses " la  Marcha  Fúnebre  de  Sigfrido, de  R.  Wagner- : Nos arriesgamos a instrumentar una partitura

 de Joaquín Turina - de "Margot" la  escena de procesión- en la tradición de adaptar música de la escena para

 los cortejos procecionales.

 

   Retomamos  marchas  de un  autor  - Manuel Font Fernández de la Herran - que dejó a Sevilla no sólo estas

 magnificas  obras  de  arte, sino que además instrumentó las marchas, probablemente, más emblemáticas de

 la  Semana  Santa;  "Amarguras"  y  "Soleá dame la mano";  Quisimos  rescatar  el verdadero espíritu de otro

 compositor- Manuel López Farfán -, a través de una marcha para Cristo; "Al Santísimo Cristo de la Exaltación"

 y  de  "La Estrella Sublime",  en  el  primer  caso, y  de  manera  increíble, prácticamente inédito en nuestras

 procesiones, y  en  el  segundo retomando la partitura original, tan maltratada en tantas ocasiones - y "el que

 esté  libre  de  pecado  que  tire  la primera piedra"-. Se han corregido, prácticamente, todas las armonías, la

 parte  de  cornetas, el  fuerte  de  bajos... en  fin, limpiamos  lo  que  tantos  años  de transcripciones, no muy

 respetuosas, habían ensuciado.

 

   Bueno, para  ir terminando, les diré que necesitábamos mirar al pasado porque todas las obras incluidas en

 este CD  ya  han  pasado  la  criba  del tiempo, la de la calidad la pasaron en el momento de ser escritas, y si

 queremos  construir  un  futuro  sólido  para  la música procesional, lejos de populacheo imperante, debemos

 considerar que  música  es  digna de ser interpretada por nuestras bandas y que música denigra no sólo a las

 bandas que la interpretan, sino a las Hermandades que permiten tamaña pobreza estética.

 

   El  presente  disco quiere ser una declaración de intenciones por parte de la "Sociedad Filarmónica Nuestra

 Señora  de la Oliva" de Salteras, en el sentido de aportar un pequeño grano de arena a la dignificación de la

 práctica  musical  cofrade. Esperamos que disfruten de este trabajo y que perciban, aunque sólo sea en parte

 el amor y esfuerzo puestos en estas armonías.

 

    Musica de fondo, fragmento de la adaptación de "Margot" realizada  para banda por José Manuel Bernal

              

                                                                                                                                 José Manuel Bernal Montero

                                                                                                                       Director de la Sociedad Filarmónica

                                                                                                                                               Ntra. Sra. de la Oliva

 

 

 

 

 

          

        Presidente